top of page

PERFILES: Daniel Pensa



Daniel Pensa, productor cinematográfico, docente,  presidente de la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica (CAIC) y vicepresidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina nos habla de su forma de producir y de la importancia de ver al cine como una industria que genera empleo y recursos.


¿Cuáles son las metas de CAIC para su gestión 2024-2025?


En primer lugar quiero aclarar que si bien me hice cargo de la presidencia de CAIC, conformamos a lo largo de los últimos años un gran equipo de colegas que viene trabajando en las diferentes problemáticas del sector. Ahora nos encontramos en un momento muy complejo, en donde nuestro primer objetivo es hacer entender algo que para nosotros es muy claro: el cine es una industria, que lamentablemente y a contramano de otros países productores del mundo se ha vuelto muy débil en nuestro país, que a partir de un apoyo muy bajo de parte del estado y de organismos de fomento internacional, mueve mucho la economía y genera trabajo a muchas personas de muy diferentes áreas. Sumado a esto el cine de nuestro país, junto con otras muy pocas actividades o personalidades, es un gran vendedor de la MARCA PAÍS en el mundo. Nos coloca en el mapa del mejor modo, visibilizando nuestra cultura, nuestra idiosincrasia, nuestros paisajes, nuestras regiones. Pero en nuestro país en los últimos años, y al parecer tampoco actualmente, no hubo una visión estratégica de la Industria Audiovisual. Lamento profundamente que otros países se hayan dado cuenta de esto y nuestros dirigentes actuales y anteriores no lo hayan percibido.

 

¿Cuál es la posición de CAIC ante el posible recorte del Fondo de Fomento para el Cine?  

 

Como siempre nuestra posición será defender una Ley de Cine que en su concepto hizo a Argentina una de las cinematografías más importantes del mundo. Creemos también que es una Ley que en su aplicación quedó obsoleta, pues en los últimos 30 años el paradigma de producción ha cambiado muchísimo, principalmente con la aparición de una nueva forma de ver nuestros productos, las plataformas OTT. Hoy medir, como lo hacen tendenciosamente algunos sectores, el éxito de una película por su taquilla es no entender cómo funciona el negocio. Desde CAIC creemos que debemos trabajar en conjunto con otras agrupaciones por una nueva Ley de Cine que defienda el fomento para que nuestro cine siga siendo un cine de vanguardia en la región y para que nuestras empresas tengan las bases y la previsibilidad necesaria para poder crecer, construir y fortalecer esta industria e insertarse definitivamente en el mapa audiovisual internacional.


Dani, ¿podrías contarnos un poco cómo es que elegiste convertirte en productor de cine?


Comencé estudiando en la Escuela Profesional de Cine de Eliseo Subiela. Luego de varios años como cortometrajista, junto a mi socio Miguel Rocca, decidimos avanzar hacia el cine profesional. Ganamos un concurso de la entonces Ley de Cine de la Provincia de San Luis y un concurso de desarrollo de proyecto del INCAA. Con esto llevamos adelante nuestra Ópera Prima “ARIZONA SUR”, donde fuimos codirectores y también productores. Terminada esa etapa, exitosa desde nuestro punto de vista, ya que nos abrió la puerta a Festivales alrededor del mundo y también a que nos tengan en cuenta para importantes servicios de producción, decidimos ambos armar una empresa que se dedicase a producir contenidos propios y ajenos. Desde ese momento me incliné por la producción, llevando adelante más de 30 largometrajes y un par de series.

 

A la hora de tomar decisiones respecto a las películas que produces, ¿cuál es tu línea editorial? 


Cuando uno repasa nuestro catálogo parece muy ecléctico, pero en el fondo todas las películas tienen algo en común: una buena historia, con una mirada de autor pero que también tenga al público en cuenta. Desde lo económico no son producciones de grandes presupuestos, sino películas en donde nos interesa lo que se cuenta, nos interesa la mirada de la directora o el director que la llevará adelante y fundamentalmente nos interesa que potencialmente exista un público para esa obra.

 

¿Tienes alguna preferencia por desarrollar proyectos desde cero o te importa tomar proyectos ya armados?


Diría que lo ideal es participar en proyectos desde cero o, aunque estén armados, pueda participar con mi mirada. Además, hace 20 años que formo parte de una cátedra en la Universidad de Buenos Aires de Guion Cinematográfico (hoy Escrituras Audiovisuales) y esto me ha dado una experiencia importante en el análisis de la narración que pretendo que sea tenida en cuenta a la hora de participar de un proyecto. Me gusta seguir sintiendo que nuestra tarea más importante a la hora de producir es vernos como contadores de historias.

 

Respecto a las coproducciones, ¿qué tipo de coproducciones te interesan? 


Hemos tenido buenas y malas experiencias en las coproducciones internacionales, cuando está todo bien, está todo bien. Pero cuando hay problemas, es difícil gestionarlos a la distancia. Es por esto que lo que nos lleva a embarcarnos con un socio internacional son sus antecedentes e intuir que es buena gente y que disfruta de lo que hace como lo hacemos nosotros.


BIO:

Dani Pensa es socio fundador de PENSA & ROCCA CINE es una productora con más de 35 largometrajes de ficción, documentales y series. Sus películas han participado en importantes festivales de cine y se pueden ver en plataformas como Vix+, Flow, Netflix, Amazon, Univisión.

Commentaires


bottom of page